Jon Goransky: “Venir al Teatro Metropolitan Sura es seguro. Queremos garantizar la tranquilidad de todos”

El director y programador de la sala de la Av. Corrientes 1343 charló con Escenarios Nacionales sobre esta particular temporada pandémica 2021.

– Finalmente llegó la espera reapertura.
– El martes 5/1 se reabrió el Metropolitan Sura después de muchos meses de estar cerrado, dándole prioridad a las cuestiones de salud, con todos los protocolos asumidos y todas las modificaciones hechas para poder recibir a los artistas y al público. Hemos podido lograr nuestra nueva temporada teatral, donde tenemos 12 espectáculos en cartel. Una variedad muy amplia. La intención fue apelar a la variedad de contenidos y ver qué pasa. En este momento hay mucha gente joven que está dispuesta a salir, a consumir teatro. Y esa mirada nos parecía por demás interesante. Además tenemos nuestro público de teatro comercial al cual seguimos brindándole contenido de calidad, en muchos casos obras probadas en el mundo, que llegan a Buenos Aires en nuevas versiones y adaptaciones, con actores muy conocidos también. 

– La cartelera arranca con un clásico como es Casi normales, y una comedia internacional que es Lo escucho. ¿Qué podes contarnos de ellas?   
– La idea fue revivir un musical como Casi normales, un musical de culto, que va por su octava temporada. Una obra que entra en un nuevo formato, más corto, pandémico, donde no puede haber intervalos. Así que quedó una nueva versión de 100 minutos, de jueves a domingos, con Martín Ruiz, Laura Conforte y gran elenco. Y después, nuestra gran apuesta con una comedia explosiva como es Lo escucho, protagonizada por el Puma Goity, Jorge Suárez y Julieta Vallina. Una obra que invita a reír, reír y reír. 

– Y también, repetir una gran idea como es Verano off en el Met, que ayuda a las obras independientes. 
– Nuestra segunda versión de Verano off en el Met. El año pasado tuvimos la suerte de hacer la primera edición. Una búsqueda de circulación de contenidos, que, hasta ahora, habían estado en otras salas, oficiales e independientes. Teníamos en conjunto la posibilidad de trasladarlas a calle Corrientes y ver qué pasaba. Obras ya probadas que fueron exitosas en otros circuitos, y que lleguen acá a probar su suerte. La idea del ahora en», una nueva experiencia. 

– ¿Qué te interpelaba para realizar este ciclo?
– A mi como programador del espacio me interesaba hablarle a nuevos artistas, quienes en el Metropolitan no habían estado nunca convocados. Y que ellos como artistas tampoco sentían que el Metropolitan era una casa posible para hacer su arte. Eso se traslada a un vínculo también con el público, que, de pronto ve, ofertas distintas a los que están acostumbrados. Y también se acercan unos espectadores distintos a los que acostumbrábamos. Estamos profundizando la idea del Verano off en el Met, la idea de la vinculación entre espacios, ofrecerles espacio a salas que ahora con el 30% del protocolo se le hacía muy cuesta arriba abrir. La integración y la colaboración es entender eso, que el 30% que le puede ofrecer el Metropolitan es bastante más amplio que lo que tienen esas salas independientes. Una colaboración donde ellos no pierdan sus contenidos y tengan una vidriera diferente en calle Corrientes. En esta oportunidad son 9 obras que tenemos en el ciclo. Sumada a las que ya estuvieron en el verano pasado como PetróleoClaveles rojos y La savia, tenemos Whatsapp a cielo abierto, que es una experiencia que sucede en la calle también, El amor es un bienEl juegoEl arrebatoImprenteros y Luly forever.

– La cartela del Metropolitan también incluye la obra Conejo blanco, conejo rojo que tuvimos la posibilidad de verla en su temporada pasada y es bastante particular.
– Esta es una obra experimental que se hizo en Timbre 4, que tiene la particularidad que no requiere ensayo, o preparación previa, y puede protagonizarla cualquier persona que no tenga miedo escénico. Un actor, actriz o personalidad se encuentra en escena abriendo un sobre y encontrándose con un libreto y lo que tiene que hacer en tiempo real delante de la gente. Nos parece una propuesta muy atinada porque nos da la posibilidad de tener diferentes nombres todas las semanas. Y, a la vez, en esta idea de reconstrucción, nos parecía muy interesante pedirle a artistas conocidos que nos brinden dos horas de su tiempo para ser parte de este regreso de la actividad teatral. 

– ¿El teatro es seguro?   
– El teatro es seguro, cumple con todos los protocolos tanto la sala como las compañías, para garantizar la tranquilidad de todos los presentes, manteniendo todas la precauciones vigentes. Apostando al arte, a la creatividad y a abrir poco a poco para que podamos empezar a normalizar nuestra actividad que tan complicada estuvo durante el 2020. 

Deja una respuesta